.

Uno. Madrid, 2013.
Dos. Madrid, 2013.
Porque es cuando te miro cuando me veo, 
con una nitidez que atraviesa la sinceridad que obviamos hasta entonces.


Tres. Madrid, 2014.
Qué idiota. Ya sé que existo. Es absurdo dudar algo así cuando la respuesta está impresa en la propia duda, cuando no existe una sin la otra. Aun así lo hacía, en parte por el cúmulo de medias verdades sin asumir que eran mi vida y en parte por las mentiras que yo misma dibujaba, empeñada en acercarme así a lo que hubiese querido que fuera. A ti te sabía parte de una de ellas, pero te sabía en lo más profundo del alma, justo detrás de la esquina que nadie se atreve a cruzar. Te veía hecho en trazos, de carbón, porque yo nunca supe más que dibujar. Inacabado, imperfecto y predecible como no podía ser de otra forma: habías nacido del temblor de mis propias manos. 


Cuatro. Madrid, 2013.




Cinco. Madrid, 2013.





Seis. Madrid, 2013. 
Miedo a la antesala del miedo. Miedo a la cada vez más posible eternidad de este sentimiento de pérdida continua, 
a una conciencia personal cada vez más leve, más lejana. Al sentido que tan solo es visible en tus ojos y su reflejo,
 y al temor de intuir que si no es en ellos será, sin ninguna otra opción, en la muerte. Así que no es por el fin por lo que tiemblo;
tiemblo por la mano vacía, por la ausencia de la presencia que todavía busco y por la razón refugiada en el absurdo y humano
temor a ese horizonte, simple y llano, de un vida sin obstáculos que jamás encontraré a mi lado cuando camine hacia él.

You may also like

2016
Unknown hands from nyc
2014
Te falta tanto como yo me falto a ti
2013
About wickedness
2016
Albums
2016
The process of things
2014
People
2015
Light studio
2014
Muriendo es sinónimo de viviendo
2015
Lexus RX
2013
Lost photographs
Back to Top